Hombre orquesta

Su figura nos recuerda a las antiguas divinidades indias, posee tres pares de brazos. Enseñado por los mejores sabios y maestros locales en el arte de la música y la danza. Su maestría es admirada por todos los miembros de la comunidad. Sólo soporta la presencia cercana de la hija del mago y del elefante Poros. El cilindro de los aprendices para “Hombre orquesta” siempre ha permanecido vacío. Sufre mucho por ello.  

Objeto Hombre orquesta

Gran torre de acero, de acceso muy complicado y sinuoso, unos tentáculos móviles protegen la entrada. En lo más alto, volumen hermético con pequeño balcón y órgano. Los pinchos de la cabeza de la torre son los tubos del órgano, construidos por el gran artesano Thorvaldsen.